Grupos Apostólicos

 

Con el objetivo de educar de una manera más profunda la relación con Cristo y con la Virgen María, se ofrece a los alumnos la oportunidad de recibir una formación humana y espiritual más profunda mediante la participación en la actividades de la Congregación Mariana donde algunos alumnos y jóvenes universitarios, madres de familia y maestras se consagran a la Virgen María en ella.

La Congregación Mariana es una asociación de fieles que promueve numerosas actividades de carácter social y evangelizador, y fomenta en los jóvenes el vivir en plenitud la vida cristiana según el espíritu de San Ignacio de Loyola.

El lema de la Congregación Mariana es “A Jesús por María”. Los congregantes viven de manera especial la devoción a la Virgen procurando imitar sus virtudes y su espíritu de servicio.

Para crecer en la vida espiritual y compartir la alegría de la fe, el Colegio ofrece a los alumnos de la Escuela Superior, estudiantes universitarios, profesionales y matrimonios, la oportunidad de unirse a las reuniones y actividades de la Congregación Mariana Mater Salvatoris. Entre las que destacan:

  • Reuniones de formación.
  • Retiros y Ejercicios Espirituales:

Los Ejercicios Espirituales permiten tener un encuentro personal con Jesucristo mediante la oración, según la espiritualidad de San Ignacio de Loyola. 

  • Misiones y Peregrinaciones:

Peregrinar es salir del campo reducido del ser personal, hacer un camino de reflexión y llegar a una meta que aporta sentido trascendente a la vida. Trabajar en campos de misión nos abre a las necesidades materiales y espirituales de los otros.

A lo largo del curso la Congregación Mariana organiza diversas actividades en este orden, entre las que destacan:

 

La espiritualidad del MEJ, como la de la Compañía del Salvador, hunde sus raíces en la espiritualidad ignaciana, una espiritualidad eucarística. Por esto, tiene las siguientes características:

  • Parte de realidad de los niños y jóvenes, atentos al momento humano y espiritual en que se encuentran, ofreciendo líneas de formación que tomen en cuenta sus carencias y necesidades y que desarrollen sus talentos y capacidades.
  • Invita a vivir en la amistad personal con Jesús, uniéndose a su Corazón, mediante la oración, que enseña a encontrar a Dios en todo o la escucha de la Palabra o la celebración de la Eucaristía
  • Desafía a ser apóstol: vivir el servicio como ofrenda de la vida o a la Iglesia o Al mundo o como María

Montañeros Mater Salvatoris es una escuela de vida cuyo objetivo es formar el carácter de niños y jóvenes en los verdaderos valores y virtudes cristianas, por medio de la realidad fuerte y dura de la montaña, con el esfuerzo que supone mantener el ritmo de ascensión y ayudar a compañeros de camino a alcanzar una meta común.

El grupo de Montañeros tiene como lema “Más, más y más”, expresión de su patrono, san Francisco Javier. Refleja el espíritu continuo de esfuerzo y superación que debe caracterizar a todo montañero.

La montaña da la amistad; una amistad pura, íntima, sacrificada, sincera, alegre. Una caminata no es una excursión, es recorrer un camino, no siempre fácil, para alcanzar la cima de una montaña. Es aprender que la vida es como este camino; a veces duro; otras, agradable, y que llevamos a la Virgen como compañera en este querer alcanzar la cumbre, que es la santidad.

Las actividades principales del grupo son las excursiones mensuales. Además, a lo largo del curso, se organizan quedadas en el Colegio y algunas acampadas de dos o tres días. Por último, tiene lugar una de las actividades más esperadas, el campamento de verano.

El signo de pertenencia al grupo de Montañeros Mater Salvatoris es la pañoleta. Las virtudes propias del espíritu montañero vienen señaladas por galones e insignias, que reconocen el esfuerzo realizado para vivir en todo momento las actitudes de un auténtico Montañero de la Virgen.

El Colegio ofrece el club de Grupo Juvenil a los estudiantes de 7º y 8º.

Por medio de reuniones de grupo, manualidades y juegos  pueden seguir creciendo en la intimidad con Cristo y con Nuestra Madre la Santísima Virgen.